Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» 27/07/2016 SF
Miér Jul 27, 2016 11:40 am por Kuroki

» Angelina | Angelus
Lun Mar 14, 2016 11:54 pm por Kuroki

» Arger black
Lun Mar 14, 2016 11:52 pm por Kuroki

» Alice Pruss
Lun Mar 14, 2016 11:51 pm por Kuroki

» Hey Mama! {widgets}
Sáb Feb 20, 2016 6:30 pm por Kuroki

» 20/02/2016 SF
Sáb Feb 20, 2016 6:24 pm por Kuroki

» Prueba 1 Prueba 1
Dom Sep 06, 2015 8:47 am por Kuroki

» CSS 27/08/15 SF
Jue Ago 27, 2015 7:41 am por Kuroki

» You've got mail~
Mar Ago 18, 2015 7:46 pm por Kuroki

Nombre
Rango
MensajePerfil
CRÉDITOS
Skin “Shine!” creado por Runa XIII e inspirado en la colección de tablillas de NympheaKeep it simple”. Un agradecimiento especial para Nymphea por su consentimiento. Paleta de color “198 Celebration!” por alfarroba en ColorLovers. Un agradecimiento especial a la Asistencia de Foroactivo y los tutoriales de Savage Themes y The Captain Knows Best.


Gothic one

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gothic one

Mensaje por Kuroki el Lun Mar 02, 2015 11:37 pm




Image and video hosting by TinyPic)">

Ibuki Kasugano

Nombre: Ibuki Kasugano.
Orientación Sexual: Bisexual.
Edad: 18 años.
Nacionalidad: Japonesa.
Raza: Shinigami.
Grado: Tercero.

Descripción Física


Te darás cuenta de que Iby es diferente con tan sólo mirar sus ojos. Resulta imposible escapar de aquellos atrayentes orbes color magenta brilloso que, además de dotarla con cierto toque exótico, también resulta mortal.
Su atractivo va más allá de un rostro angelical y unos ojos coquetos, puesto que toda la construcción de su cuerpo despierta interés. Con una tersa piel y poseyendo un metro con sesenta y dos centímetros (1.62) de altura, la figura esbelta de Ibuki parece imponente por donde sea que se le mire, pues no es necesario que aparezca luciendo como una gótica o como una punketa para que se deduzca que hay que tener cuidado con ella.
Empezando por su rostro, éste no tiene las delicadas facciones de una princesa aunque eso no significa que se vea masculina, sino ruda. Posee un cutis muy bien cuidado, sin ninguna imperfección de acné ni marcas de nacimiento, sus orbes están acompañados de largas pestañas que enfatizan su mirada. Tiene pómulos finos, una nariz respingada de un tamaño mediano y una boca perfectamente definida, cuya carnosidad es más evidente en el labio inferior.
Su cabello es una genialidad. Éste es negro azabache, lacio y bastante sedoso, lo lleva corto por diferentes partes mientras que conforme avanza sobre sus hombros se observan mechones más largos e indefinidos, igualmente hay un muy rebelde flequillo que cae en corte rebelde por su frente, y por último, en la mayoría de su cabello de observan “rayos” teñidos de un azul, magenta y blanco platinado.

Su cuerpo es ideal para su complexión, pues Iby al ser menuda tiene las medidas correspondientes como por ejemplo, un busto de tamaño promedio aunque no por eso desapercibido, una estrecha cintura y unas amplias caderas. Sus brazos y piernas están muy bien torneados así como un abdomen totalmente plano, señal de que realmente trabaja su cuerpo. Su vestuario es digno de una chica rockera pues su gama de colores se basa en el negro, magenta, rojo y demás colores oscuros. En la parte superior de su figura generalmente lleva puesta una blusa de colegia con su toque de "desarreglado", donde comienzan -por lo general- faldas tableadas de colores oscuros acompañadas de medias rasgadas de diferentes colores como magenta y azul turquesa. Finalmente, su calzado se trata de botas o tenis converse.

.

Descripción Psicológica


Si hay algo que pueda definir a Ibuki eso quizás sea su fortaleza, no la física, sino la que la mantiene en una sola pieza a pesar de las circunstancias. Ella no deja que las personas puedan ver sus debilidades, prefiere guardárselas para sí misma, porque la vida la ha obligado a aparentar ser una mujer integra que puede causar imponencia con tan sólo aparecer dentro de una habitación.

Sin embargo, eso no significa que sea una chica dura o alguien con quien es difícil llevarse, si bien tal vez sea severa con determinadas personas –como quienes le desagradan, por ejemplo– ella en realidad es una chica bastante amigable, claro, una vez que sabes de qué forma llevarte con su persona. Digamos que para Iby (como le gusta que la llamen), el respeto mutuo es algo primordial: si tú la tratas bien, ella te tratará mucho mejor, pero si intentas bullearla ella será mucho peor. Es realmente simple, la pelinegra no se deja pisotear. Siendo sinceros, la mujer no sería buena compañía estando molesta, pues cuando lo hace es realmente en serio. Tiene un espíritu vivaz que le permite sonreír aún en las adversidades y seguir dando lo mejor de sí, es como si se negara a rendirse o a pensar cosas pesimistas, pues considera que no llegará a ningún lado con eso. Su manera de hablar puede considerarse un poco alocada debido a que tiende a ser directa, a decir lo que piensa y a no avergonzarse por decir groserías. Precisamente, para Iby decir una grosería no es más que un recurso didáctico para poder expresar satisfactoriamente la forma en la que se siente, incluso si llegarse a hablar mal frente a alguien, éste no tendría por qué tomárselo personal.

Como persona es bastante confiable, ella no andaría contando los secretos de la gente ni corriendo rumores sobre los demás, en principio porque considera que eso es realmente estúpido porque si ya tiene sus problemas, ¿para qué buscarse más? ¿Entonces ella es violenta? No, más bien rencorosa y un tanto vengativa aunque en contadas ocasiones, vale dejar claro que sólo y únicamente si dicho sujeto ha hecho algo verdaderamente atroz. Si afecta la vida de Iby o de sus personas queridas ella no va a dudar en hacer justicia con mano propia. Es segura de sí misma y en rara vez se avergüenza, de hecho, las ocasiones en las que sus mejillas se han puesto rojas debido a la pena es cuando un chico o chica está haciendo algo realmente bien para ganársela o cuando de verdad pasó un evento demasiado embarazoso. Fuera de eso siempre se le verá una sonrisa confiada en el rostro, a veces algo cínica y una pose que parece indicar que está lista para todo. La mayor parte del tiempo se muestra relajada, pero si la situación se torna tensa su comportamiento se mostrará más serio y mucho más maduro. Si la situación lo requiere no actuará como una nenita a la que le da miedo romperse la uña o el tacón de su calzado, eso sería lo de menos si se trata de proteger a alguien. En el amor no es muy romántica, no es de esas chicas melosas que ponen apodos cariñosos ni aquellas que usan vestidos llenos de holanes y moños para complacer a su pareja, ella es más simple. Para Iby el romance es algo que le ilusiona en cierto sentido, sería mentira si se dijera que ella no piensa en cómo sería estar enamorada, pero tampoco es un sentimiento por el cual mataría. Simplemente piensa que si se da, pues se da, y si no, no tendría ningún problema con ello. Por otro lado, eso no implica que ella jamás vaya a decir un “te amo”, sí puede decirlo pero una vez que esté 100% segura de que está sintiendo ese sentimiento; es enemiga de decir o hacer cosas que no quiere o no siente, lo cual la convierte en una chica bastante sincera.

No es su estilo andar detrás de un chico; si le hace caso, perfecto, pero sino no se martirizará porque después de todo hay muchos más muchachos afuera en el mundo. No le teme al compromiso ni tampoco es una de esas chicas locas que están todo el día por el resto de las semanas detrás de un sujeto, eso le parece realmente enfermo, además de que le gusta tener su espacio y también brindarlo.
Relacionado con el amor, sólo estando enamorada podría mostrarse vulnerable, como la chica con miles de preocupaciones en la cabeza y la que teme hacer las cosas mal. Aunque suene increíble, detrás de ese rostro confiado y ese vocabulario de chica ruda, Iby es alguien sensible, noble y con el miedo de quedarse totalmente sola.

- “adulto”.

Historia


Siempre había sido una 'chica problemática', o al menos eso era lo que sus padres, maestros y personas cercanas a ella solían decir de Iby. Jamás fue la señorita ideal, ni la muchacha que siempre conseguía notas sobresalientes en la escuela, tampoco tenía fama de puritana y acostumbraba desaparecer cada noche. Ella era más bien del tipo rebelde y la que buscaba vivir la vida a su modo, sin regaños, advertencias ni sermones. Le daba completamente igual la escuela, argumentando siempre que ése tipo de vida no era para ella, por lo tanto ni siquiera se esforzaba en pasar las materias ni en tener el mínimo de asistencia.

Sus padres estaban conscientes de la actitud de su única hija, pues desde temprana edad, Ibuki siempre había hecho lo que era mejor para ella. Era una actitud egoísta, sin embargo, las mismas circunstancias le habían hecho crecer de esa manera. Sus padres casi siempre estaban trabajando de lo que siempre se ha mantenido su dinastía: La recolección de almas. Por mucho que la relación de los Kasugano fuera ‘buena’, la falta de cuidado que le proporcionaban a Iby iba fomentando su rebeldía. Era como si se preguntara: ¿por qué debería ser ideal cuando ellos se niegan a darme la atención que necesito? Y entonces, ella lograba recibirla portándose mal, haciendo travesuras y comportándose de la forma contraria a la esperada.

Cuando sus tutores se cansaron de ella, decidieron enviarla al mundo humano. Con tal noticia Ibuki se enfureció y pensó que estaban deshaciéndose de ella, especialmente porque le habían exigido que continuara con la tradición de recolección de almas. Por otro lado, ahí descubrió, a sus 15 años, su gusto por las féminas y experimentó en un par de ocasiones el amor lésbico con alguna mujer, y aunque inicialmente prefería la compañía masculina, tampoco encontró mucho lío el estar con alguien de su mismo sexo. Además, al menos de esa manera no estaría sola hasta el día de su pase de regreso al inframundo.

Ella era realmente hermosa y tenía todo para ser vista; un precioso rostro angelical y un cuerpo digno de incitar las más bajas tentaciones, sin embargo, el desencanto se hizo presente cuando notó que, mientras menos almas recolectaba, mas débil se ponía. Por lo que tuvo que aceptar, de mala gana, el trabajo que le daba para su supervivencia.

Dedicó gran parte de su tiempo en aprender a tocar la guitarra, hallando en ella calma y un escape de todo estrés, especialmente el causado por sus padres que le insistían fervientemente en que se hiciera la mejor recolectora. Ella seguía con el desagrado de hacerlo, no bromeaba cuando decía que no sentía remordimiento en arrebatar una vida, y lo que en la mente de la chica estaba más el deseo de dedicar su vida a la música y a la libertad. Pero conforme los años pasaron y quedo "encerrada" en el mundo humano, aprendió a darse cuenta que todo aquello era un ciclo natural de la vida, ella por su parte, seguía pareciendo una adolescente a sus 100 años, por lo que, en un principio no entendía a cerca de ello. Lo acepto de mala gana y se volvió mas que una profesional, recibiendo así el cariño y aprobación de sus padres.

Pese a poder regresar al inframundo, Ibuki se negó rotundamente, diciendo que aun tenia algunas cosas que hacer en el mundo humano, pues por primera vez en su vida tenia ganas de estudiar, inscribiéndose así a Greenlight Academy.
Anexo

•- Gustos:La lluvia. || La música rock. || Las faldas. || Lencería provocativa. || Los piercings. || Tocar la guitarra. || Las películas de terror. || La ropa rocker. || Accesorios. || Los animales. || Leer. || El esmalte negro. || La música ruidosa || || Cantar. || Los peluches, aunque no es algo que dice en público. || Las personas con carácter. || Andar en motocicleta. || Los parques de diversiones. || El alcohol. || Vestir bien || Las cerezas, las ama. || Los videojuegos. || Sentirse querida.


•-Disgustos: Las personas muy superficiales. || Hipocresía. || Maltrato animal. || Las prendas demasiado largas. || Que la manden a callar. || Ser ignorada. || Sentirse humillada. || Limitarse. || La discriminación, de cualquier tipo. || Vestirse "como una dama". || Llorar. || Que invadan su espacio personal. || Recibir órdenes. || Días muy calurosos. || Su padre. || Ser subestimada. || La gente prepotente. || Los sermones. || Las mentiras y la traición.


•-- Su color favorito es el magenta y el turqueza.

•-Tiene 6 perforaciones de picos en cada oreja, 3 mas del lado izquierdo del labio y uno en la lengua.

•-- Sabe tocar la guitarra, el violin, el piano, el chello y tambien sabe cantar muy bien.

•-Tiene un collar de metal adornado con cadenas y algunos picos.

•-- Le gusta llevar en la cabeza una diadema que tiene dos "protuberancias" parecias a unos cuernos (suelen confundirla con un demonio).

•-Su medio de transporte es una motocicleta negra con franjas color magenta adornada con algunas estampas de estrellas.

•-Para recolectar almas tiene una SIERRA ELECTRICA, con esta, corta las lineas de la vida de las personas que estan a punto de fallecer. Esta misma es extraida y metamorfizada fisicamente mediante una habilidad nata: Se toca el estomago y abre un especie de portal sobre este mismo de donde logra extraerla o guardarla con facilidad.

•-Los shinigamis se vuelven adictos a la primer cosa que comen en el mundo humano. Es así que Ibuki come constantemente cerezas.

•-Tiene una enorme cicatriz en la cara externa de la pierna izquierda, esta le recorre desde el inicio de los muslos hasta por debajo de la rodilla. Nunca le dice a nadie como es que se la hizo en verdad; siempre inventa una historia diferente para esta.

•- Super Dangan Ronpa


Kuroki
Admin

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 03/10/2014

Ver perfil de usuario http://kuroki-is-love.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.